viernes, 24 de febrero de 2012

Detrás de Canarias 1400: Samuel Hernández

votar
Hoy conoceremos un poco mejor a Samuel Hernández, ilustrador Tinerfeño amante de las tintas y de la literatura...

P - Hola Samuel, ¿De donde eres y cuando te empiezas a interesar por el dibujo?
R - ¡Buenas! Soy de Los Realejos, y no puedo decir cuándo me intereso por el dibujo porque no lo recuerdo. En mi recuerdo más antiguo ya tengo un rotulador en la mano. Siempre he dibujado, ha sido algo necesario en mi día a día.

P - ¿Que formación tienes? 
R - Soy licenciado en Bellas Artes, en la especialidad de dibujo (ilustración) Me ha servido de base, y para descubrir lo que se puede hacer en el mundo de la creación gráfica, pero a partir de ahí mi formación ha corrido por mi cuenta.

P - Dentro de tu experiencia podemos hablar del Colectivo de Ilustradores Canarios y su "Canarias 1400". ¿Cómo llegas al colectivo y concretamente al proyecto? ¿Cómo ha sido el proceso de elaboración de dicha obra desde dentro? 
R - Descubro el colectivo porque una compañera me añadió a él. No tenía ni idea de que se estaba cocinando algo así, y me sorprendió. Fue maravilloso encontrar un grupo de personas así, gente de la profesión, y más cuando estaba acabando la carrera. Estaba con todas las dudas del mundo sobre acabar la carrera y verme solo en mis primeros pasos en el mundo profesional, y de repente, me veo en un grupo así, y todo se hace más llevadero. Sobre el proyecto, todo pasó poco a poco. Se propuso el tema, se empezaron a hacer reuniones para formalizarlo y estaba dentro, y trabajando para sacarlo adelante. Supongo que C1400 nos absorbió a todos los que participamos en él sin que nos diéramos cuenta, jajaja. Fue una gran experiencia trabajar en esta publicación.


P- ¿A cambiado en algo tu percepción del mundo prehispánico antes y después de tu participación en C1400?
R - Antes de participar en este proyecto, mi visión de la canarias prehispánica es esa contra la que queremos luchar desde C1400. He pasado de tener una visión muy pobre de la historia de canarias, una visión que nos inculcan. Las representaciones del mundo guanche son tremendamente anodinas, muy simples. Para nada hacen justicia a la cultura que representan. Por esto, trabajar en Canarias 1400 me ha permitido ver toda esa riqueza que, por alguna razón, no se potencia. He descubierto un mundo complejo y lleno de detalles que no imaginaba, que no creía que existiera.


P - ¿Habrá segunda parte?¿Cuando? 
R - Tiempo al tiempo. Si la gente reclama una segunda parte, habrá segunda parte. Es un tema que da para contar más historias. Muchas que se quedaron en el tintero, muchas que surgieron en el proceso de elaboración. De momento nos centraremos en mostrar que el Colectivo tiene capacidad para afrontar proyectos muy distintos, y no necesariamente ligados a la tradición canaria... pero con el tiempo podemos volver a nuestros orígenes.

P.- ¿Como ves el mundo laboral para un ilustrador?¿Crees que internet realmente ha abierto más el abanico laboral?
R.- El trabajo de ilustrador es complicado. No es fácil conseguir trabajos, menos aún vivir de ello, y cuando no se tiene por él el respeto que merece, imagínate. La situación laboral es difícil; poco a poco se va abriendo, poco a poco podemos aspirar a más, pero sigue siendo un territorio hostil. Supongo que aún queda mucho tiempo para que se nos tenga el respeto que merecemos, el que se nos tiene en Francia, por ejemplo. Pero al final lo lograremos. Hay calidad, hay grandes profesionales, gente que lucha por darle la vuelta a la situación, y tarde o temprano conseguiremos que todo nos sea un poco más favorable. Respecto a internet, sin duda ha ayudado mucho a nuestra profesión. La comunicación entre profesionales y profesionales, entre ilustradores y guionistas, editores... es mucho más fluida y sencilla. Sin ir muy lejos, gracias a internet hoy hay más de 200 profesionales y amantes del dibujo unidos en un Colectivo, y gracias a internet hemos sacado adelante un proyecto tan ambicioso como Canarias 1400. Yo he conseguido una promoción enorme gracias a internet, una promoción que, de otra forma, habría sido muy difícil conseguir.

P.- ¿Cómo abordas una ilustración? ¿Le das mucha importancia al boceto, al trabajo preliminar, o prefieres dejar espacio a la improvisación sobre el papel? 
R.- Hace dos años era incapaz de abordar un dibujo sin tener un estudio minucioso de lo que iba a hacer. Bocetos, pruebas técnicas... Sin embargo, hoy en día estoy obsesionado con la frescura, con el trabajo gestual. Para mí es básico improvisar sobre el papel, dejar que éste y la técnica que uses te hablen, te sugieran qué hacer. Si tienes todo el proceso de trabajo atado desde el principio, vas a pasar por alto momentos mágicos, cosas que hacen que dibujar sea una actividad bella. No niego con esto el valor de los bocetos, pero en general suelo recurrir a ellos a mitad de trabajo, para resolver solo problemas puntuales.

P.- ¿Actualmente estás trabajando en algún proyecto? ¿Tienes alguna meta o sueño por cumplir en el mundo del Dibujo? 
R.- Sueños y metas, muchos. Demasiados, y algunos realmente descabellados, pero sin ellos no trabajaría. Hace muchos años que sueño, por ejemplo, con ilustrar una nueva edición de Locus Solus, de Raymond Roussel. Es una obra que nunca encontrará su sitio, porque es demasiado diferente a lo que se ha hecho y se hará. Supongo que por esto me gusta tanto, y por esto me gustaría que se volviera a editar con mis trabajos y que, con suerte, encontrara un hueco. En cuanto a proyectos, tengo varios parados desde hace unos meses, desde que empezamos a trabajar en C1400. Quiero retomarlos e intentar darles, a muchos de ellos, el pequeño empujón que les falta. Pero sin prisa. No me obsesiona que sean perfectos ni mucho menos, pero sí quiero poder mirarlos con cariño durante mucho tiempo. Soy demasiado crítico con mis trabajos, y me cuesta estar orgulloso de una ilustración al par de semanas de realizarla. No quiero que me pase esto con los proyectos que me traigo entre manos, y creo que no falta mucho para que lo consiga. Además, estoy empezando a moverme en el mundo profesional, y algunos de estos proyectos son bastante ambiciosos. Tengo que cuidar la imagen que doy, demostrar que estoy preparado para afrontar lo que me pongan delante.

P.- Supongo que como apasionado de la ilustración tienes varios referentes tanto a nivel nacional como internacional ¿sigues los proyectos de algún autor en especial? 
R.- Sin duda, hay algunos autores a los que sigo bien de cerca, y gracias a internet eso es más fácil que nunca. A nivel internacional: Ben Templesmith, Ashley Wood, Dave Sim... Lo internacional es muy grande, mucho más que lo nacional, aunque estos tres son mis grandes referentes. El primero porque está loco. Tiene un estilo muy fresco, despreocupado... hace lo que quiere sin importarle mucho lo que pase. Además, desde que leí Wormwood y ví cómo se incluía en la historia como biógrafo del protagonista, cómo dibujaba dentro del dibujo y estaba obsesionado con sus nominaciones a los Eisner, me enamoré. Ashley Wood porque es grande. Ha pasado de ser un ilustrador entrenado en el mainstream americano a tener uno de los estilos más personales de todo el mundo del cómic. Y Dave Sim porque tiene la lengua más afilada del panorama y porque gracias, en buena parte, a él, hoy podemos sacar adelante proyectos como Canarias 1400. Del panorama nacional, soy un fan absoluto de Miguel Noguera, y de muchos miembros del Colectivo de Ilustradores Canarios. Desde que estoy en este grupo he descubierto trabajos y proyectos impresionantes, que ahora mismo me tienen prendado.

P - ¿Técnicas favoritas? 
R - La tinta es mi favorita. Aguada, a plumilla... como sea. Y me he obsesionado con ella porque en la facultad era incapaz de hacer un buen trabajo a tinta. Iba aprendiendo a usar diferentes técnicas, y la tinta la tuve siempre atravesada, y aun hoy la sigo teniendo. Supongo que me divierte trabajar con ella por la tensión con la que la cojo, por ese respeto que le tengo. También trabajo mucho la acuarela, el óleo (no tanto, pero me encanta), y lo digital. Pero como con todo, dependiendo de la ocasión, trabajo con un material u otro... no le hago ascos a ninguna técnica.

P.- Tienes Blog, Facebook, Twitter, Linkedin,... ¿en qué medida crees que ayudan las redes sociales a los ilustradores de hoy en día? 
R.- Son básicas. Hoy por hoy, si quieres dedicarte a la ilustración y no tienes un perfil en alguna red social, un blog... es casi como si no existieras. Conozco a gente muy buena en sus campos, pero que no se promocionan por internet, no muestran su trabajo por medio de un blog, una web. Y por mucho que tengan premios importantes a nivel nacional, por mucho que sean grandes profesionales, la gente que les conoce es muy poca. Yo aún estoy muy verde, aún me queda mucho camino que recorrer, pero gracias elasfaltoesblando.blogspot.com he conseguido promoción, he conseguido encargos. Es muy importante saber aprovechar el mundo tan grande que se te abre gracias a internet.

P- ¿Planes de futuro? 
R- Me prometí que cuando acabara la carrera iría a un masajista a que me devolviera la espalda que tenía en mis tiempos mozos (jajajaj) De momento, con tanto trabajo por mi cuenta y con el Colectivo no he podido... así que supongo que es mi meta más cercana. Y por supuesto, seguir caminando, seguir abriéndome un hueco en el mundo de la ilustración, sacar mis proyectos adelante. 2012 va a ser un año muy importante, os lo aseguro.

P- ¿Algo que añadir?
R- Gracias por la entrevista, y gracias a la gente que sigue mi trabajo. A los que me dan ánimo, a los que me ayudan a crecer. Gracias a esa gente que demuestra que el asfalto es realmente blando, jajaj.

No hay comentarios:

Publicar un comentario